Inicio > Uncategorized > MANIFIESTO DE COLECTIVOS SOCIALES POR LA PARALIZACIÓN DEL PROCESO DE BOLONIA

MANIFIESTO DE COLECTIVOS SOCIALES POR LA PARALIZACIÓN DEL PROCESO DE BOLONIA

(…) Cuando hablamos de Bolonia estamos hablando, por tanto de un panorama en el que la Universidad, entendida como centro de construcción de pensamiento, está en serio peligro, ya que el currículo académico se enfocará a mejorar las competencias del/a estudiante, desde un punto de vista productivo. El/la estudiante será, por tanto, considerado como un futuro recurso humano dentro del mercado laboral, donde tendrá que ser, no ya eficiente, eficaz, imaginativo o responsable en su trabajo, sino productivo y rentable. Una universidad que deberá ir abriéndose, progresivamente, a la inversión privada (a través de líneas de investigación, etc.), buscando la rentabilidad y el equilibrio coste-beneficio. Los objetivos del mercado nunca han sido los mismos que los de la escuela, el instituto, o la universidad, y a nuestro parecer, nunca deberían serlo (…)

firmas de apoyo a la paralización del proceso de Bolonia en este correo: info.csolidaria@gmail.com

Bolonia supone un gran paso en el proceso de mercantilización encubierta que está sufriendo la enseñanza pública universitaria. Por tanto no se trata de una cuestión que aluda exclusivamente a estudiantes/as universitarios/as. Padres y madres, profesores/as, estudiantes/as, personal de la universidad, trabajadores/as de cualquier ámbito…en definitiva cualquier persona que considere que una enseñanza pública de calidad es un derecho adquirido que, ni directa ni indirectamente, debería verse debilitado, tiene cabida en esta lucha. De forma colectiva decimos No a Bolonia y así mostramos nuestra preocupación ante este panorama desolador:

1. La intervención de las empresas privadas. Consejos sociales en los que empresas (no empresas: multinacionales) tendrán la capacidad de intervenir en el diseño, junto a otros actores, de los planes de estudio de las carreras universitarias. También mediante la financiación conjunta de grados y postgrados por parte del Estado y de las empresas privadas, y de líneas de investigación, quedará abierta la puerta al sector privado en la Universidad.

2. Becas préstamo. Las actuales becas a fondo perdido irán siendo sustituidas progresivamente por becas-préstamo en las que los intereses dependerán del EURIBOR (sumándole además un interés fijo de 0,3 puntos porcentuales). Se diluye el concepto de inversión en la educación de los/as jóvenes, como inversión de futuro, a fondo perdido. Lo que se da, se devuelve.

3. Elitización del acceso a los postgrados. Dos razones fundamentales dificultarán el acceso a los postgrados. Por un lado el aumento abusivo del precio de éstos, lo que dificultará que el/la alumno/a medio/a pueda costeárselos. Esto nos lleva a una realidad en la que el/a trabajador/a estará tanto más cualificado cuanto más dinero disponga para invertir en sus estudios de especialización, puesto que la especialidad quedará sujeta a los estudios de postgrado. Por otro lado la presencia será obligatoria lo que hará imposible la compaginación de estudios y de trabajo. Todo ello conduce a que la selección académica del alumnado sea sustituida por una selección puramente económica.

Hablamos por tanto de un panorama en el que la Universidad, entendida como centro de construcción de pensamiento, está en serio peligro, ya que el currículo académico se enfocará a mejorar las competencias del/a estudiante, desde un punto de vista productivo. El/la estudiante será, por tanto, considerado como un futuro recurso humano dentro del mercado laboral, donde tendrá que ser, no ya eficiente, eficaz, imaginativo o responsable en su trabajo, sino productivo y rentable. Una universidad que deberá ir abriéndose, progresivamente, a la inversión privada (a través de líneas de investigación, etc.), buscando la rentabilidad y el equilibrio coste-beneficio. Los objetivos del mercado nunca han sido los mismos que los de la escuela, el instituto, o la universidad, y a nuestro parecer, nunca deberían serlo.

Ante esta realidad y a pesar de la tajante y violenta respuesta desplegada por parte de los organismos de gobierno universitarios así como la manipulación vertida desde los medios de comunicación en contra de aquellos/as individuos/as (ya sean estudiantes, ya sean profesores/as) que se han manifestado abiertamente en contra de la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior en las universidades españolas, nos sentimos con la responsabilidad de reivindicar la defensa y promoción de:

· Una democracia participativa y la creación de espacios públicos para que ésta sea una realidad, que permita a los/as ciudadanos/as tomar parte de las decisiones que afectan a su vida, y en este caso, a su educación.

· Una educación para un desarrollo sostenible, para lo que es fundamental la reflexión y el debate colectivo de los/as diferentes agentes implicados en el proceso educativo.

· Una comunicación que ponga al alcance de los/as ciudadanos/as toda la información sobre las instituciones públicas, que facilite el derecho a la duda, al debate directo con la autoridad, y que respete y valore la manifestación y expresión libre y pública de opinión, así como los espacios de participación de movimientos sociales en los que no medien las instituciones públicas.

· La inclusión social y los derechos para todos/as, a través de políticas sociales que cuenten con instrumentos de discriminación positiva garantizando el acceso a recursos y procesos.

· Un consumo responsable y un gasto ético, que garantice el respeto a los derechos de los/as trabajadores/as y al medio ambiente.

Y en base a todo ello, los/as abajo firmantes exigimos:

-La paralización del proceso de Bolonia y de la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior, propuesta que ha sido creada sin haber contado con los/as agentes que están directamente implicados en su implantación, sino únicamente con los gobiernos estatales, y por tanto convertida en una imposición. Esto implica la paralización de todas las iniciativas aprobadas y pendientes de aprobación relacionadas con la universidad pública, así como la supresión de los organismos que han sido creados en este marco: ANECA, Consejos Sociales…

-La creación de un espacio de debate abierto a una participación real y directa de los agentes implicados en el proceso educativo, y de la ciudadanía interesada en general. Para ello es necesaria una organización horizontal en la toma de decisiones, una transparencia absoluta en toda la información requerida por los/as estudiantes y la realización de paros académicos que posibiliten la existencia de ese espacio físico y temporal que debemos promover y utilizar para debatir y decidir entre todos/as lo que queremos que la universidad sea. Dicho espacio habría de concluir en un referéndum, propiciado por los organismos competentes, que recogiese las opiniones reales de los/as estudiantes, siendo sus resultados vinculantes en la toma de decisiones.

-La “des-criminalización” de todos/as aquellos/as que a lo largo de esta lucha han sido de una u otra forma agredidos/as, menospreciados/as, ridiculizados/as, estigmatizados/as, y que se han visto castigados/as injustamente por ejercer su responsabilidad, como ciudadanos/as libre-pensantes, de cuestionar, criticar y manifestarse públicamente de manera pacífica.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: