Inicio > Uncategorized > Invierno en la cárcel de Córdoba…

Invierno en la cárcel de Córdoba…

Llevamos los inviernos de 2008 y 2009 sin calefacción. “Está estropeada” dicen, pero han tenido un año entero para repararla. En la misma ciudad que en verano te asas, en invierno hay noches extremadamente severas, gélidas. Pues bien, aquí os mandamos el original de la respuesta de la cárcel a nuestra petición:

Ministerio del Interior

II.PP.

El interno Leoncio Calcerrada Fornieles

EXPONE a 8 de diciembre de 2009:

Que ante la ausencia de calefacción, por segundo invierno consecutivo, y padecer problemas lumbares y articulares que se agravan con el frío y la humedad de la celda (por filtraciones en el tejado, condensación del agua de la ducha, del secado de ropa, etc.), en la que permanezco unas 19 horas diarias por el régimen (FIES) en que estoy.

SOLICITO:

Que se me autorice la compra por demandadero de prisión de un calefactor de bajo consumo, similar al que disponen los funcionarios y como los que se nos autorizaba a tener en la vieja prisión de Córdoba a todos los presos que lo solicitaban.

CONTESTACIÓN DE LA DIRECTORA DEL C.P. CÓRDOBA a 24 de diciembre:

No se autoriza la entrada de calefactores en ningún supuesto.

¡Qué tiempos aquellos en nuestra chabola vallecana, muertos de frío, con mi madre calentándonos un ladrillo macizo en la estufa de carbón, que luego envolvía en periódicos y lo metía a los pies de la cama para que mi hermano y yo nos peleáramos en la única cama para los dos! Pues aún así, pasé menos frío en mi juventud que en estos dos inviernos cordobeses. Estas celdas diminutas, húmedas, en las que nos tenemos que pasar el 80% de nuestras condenas, verdaderos chabolos del Estado de Deshecho hispano. ¡¡Menudos pelotazos han dado los constructores de cárceles, contratas de mantenimiento, supervisores…!!.

La cárcel, medio en ruinas en invierno, y en ruinas nuestra ya muy tocada salud. Yo, con seria artrosis y Carmela (Muñoz Martínez), jodida en su pelea contra el cáncer en estas épocas de humedades y fríos premeditados y alevosos.

Aquí, las cosas de correspondencia siguen entrando con cuenta gotas, hasta muchas de las publicaciones con D.L. no les da la gana entregárnoslas.

Otra “gorda”. Llevamos mes y medio sin poder hablar con mi hermano Víctor. La nueva modalidad consiste en introducir un desvío de llamada que nos conduce a un contestador de un teléfono NO operativo. Pero esto sólo ocurre si le llamamos desde la cárcel de Córdoba Carmela y yo desde los teléfonos de nuestros módulos. Desde el resto de los teléfonos del mundo el teléfono de mi hermano está SIEMPRE operativo.

Se nos sigue aplicando la segregación familiar en salas de visita diferentes en función de los vínculos consanguíneos. La Audiencia ha dado la razón a la cárcel, aquí, en Brieva, en Palencia… pero veremos cuando les toque poner en marcha las decisiones judiciales que nos benefician, pues ya han ganado una para que les junten los compañeros de los GRAPO Jesús Merino y Gemma Rodríguez…

Leoncio Calcerrada Fornieles. Preso político del Socorro Rojo Internacional

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: