Inicio > Uncategorized > De nuevo la amenaza de la Incineradora de CIMPOR en plena ciudad de Córdoba

De nuevo la amenaza de la Incineradora de CIMPOR en plena ciudad de Córdoba

Hoy nos desayunamos con la noticia del retorno del aparcado proyecto de convertir la denominada cementera en una incineradora. Se aprovecha la crisis para disfrazar la incineradora de puestos de trabajo y de energías alternativas, pareciera que la noticia está redactada por un gabinete de marketing. Ante la crisis de la burbuja inmobiliaria ,el consumo de cemento baja a los niveles de hace 40 años, se pretende reconvertir las cementeras en contaminantes incineradoras.

La autorización ambiental concedida por la Junta de Andalucía a la fábrica de cemento del Grupo Cosmos en Córdoba en el año 2007 prevé que la empresa pueda quemar al año hasta 26.100 toneladas de neumáticos usados, 14.200 toneladas de plásticos, 54.500 de lodos de depuradoras y 43.500 de residuos municipales mezclados. De esta manera, podrá sustituir el coque de petróleo que emplea ahora por estos materiales.

Uno de los principales problemas de la quema de residuos en cementeras, como de todos los sistemas de incineración, es la emisión de metales pesados y de productos de combustión incompleta, que incluyen dioxinas, furanos y una larga lista de compuestos orgánicos. Además, siendo las cementeras ciclos cerrados de materiales, ya que aprovechan sus residuos como materias primas, se van acumulando contaminantes en el proceso (como es el caso de algunos metales pesados) y acaban en el producto final, el propio cemento.

Incinerar residuos en cementeras es una práctica peligrosa, tanto por las emisiones tóxicas que libera como por el cemento sucio que producen. Por esta razón la industria cementera no puede hacernos creer que la quema de residuos en sus plantas es símbolo de sostenibilidad, sino todo lo contrario, declara Sara del Río, responsable de la campaña de Tóxicos de Greenpeace España.

Silencio de la Consejería de Salud.

Hay que destacar el silencio de la Consejería de Salud en un tema con tantas implicaciones sobre enfermedades degenerativas en la población como es la quema de residuos en una fábrica de cemento situada en el corazón de una ciudad andaluza como Córdoba.

Los Vecinos excluidos.

Destaco además la exclusión a la que fueron sometidos por la Delegación de Medio Ambiente los vecinos de alrededor de la fabrica en la toma de decisiones sobre el tema. Carece de legimitidad el enteonces Delegado Luis Rey al dar la excusa de que se ha publicado en el Boletín de la provincia. El Delegado tendría que haber informado e implicado a los vecinos en la toma de decisiones sobre el proyecto.

Solo basta escuchar la radio o leer el periódico para darse cuenta que cuando un tema les interesa difundirlo la Junta de Andalucía se gasta millones en propaganda. Si este es el tipo de participación vecinal que avala el PSOE, Rafael Blanco jamás conseguirá la alcaldía de Córdoba.

Incumplimiento del Plan Andaluz de Acción por el Clima(PAAC)

También hay que destacar que incumple el Plan Andaluz de Acción por el Clima ( PAAC) que se presentó a bombo y platillo el 5 de junio del 2007. Una de las medidas más destacadas en el Plan es:

“La recuperación y compostaje del 90 por ciento de los residuos urbanos orgánicos y por el reciclaje de más del 60 por ciento en envases.”

La Junta ya empieza a hacer lo contrario de lo que predica: Promocionar la incineración de aquello que tendría que recuperar y/0 reciclar.

Este es el artículo de Diario Córdoba: La modernización de las cementeras implica la adecuación a las últimas tendencias europeas y una de las líneas es la valorización energética, que consiste en sustituir parte de los combustibles fósiles que utilizan en su producción por determinados residuos que no pueden ser reciclados y acaban en los vertederos. Según avanzó ayer el director de Cimpor en Córdoba, Francisco Ros, esta fábrica se está preparando para introducir esta nueva actividad a finales del año 2012 o principios del 2013.

Cimpor está autorizada para trabajar con desechos como los neumáticos, los plásticos agrícolas y los lodos de depuradora (residuos no peligrosos), pero Ros aclara que la empresa ha decidido terminar primero una transformación en la que han invertido 25 millones de euros para aumentar la capacidad productiva y dotar la planta de mejoras. A lo largo del próximo año realizará nuevas actuaciones, a las que destinará entre 3 y 5 millones de euros, para construir un punto de recepción de materiales (que serán empleados como combustible), contar con un sistema de dosificación, control para introducir los residuos en el alto horno y dotarse de equipos de control.

La planta, próxima a la avenida de Carlos III, da empleo directo a unos 100 trabajadores, aunque alrededor de 300 puestos dependen indirectamente de su actividad. A estos se podrían sumar en el futuro los derivados de la valorización, ya que previsiblemente la clasificación y preparación de los desechos no se realizará dentro de la fábrica y “llevaría aparejada una necesidad de mano de obra determinada”, apuntó Ros.

BENEFICIOS El empleo de desechos permite sustituir carburantes que se agotan, como el carbón o el fuel, por otros materiales. Para la cementera, además, supone un ahorro de costes y algunos estudios apuntan que esta técnica genera menos contaminación que la quema de los combustibles fósiles.

Por su parte, el secretario general de Construcción, Madera y Afines de CCOO Andalucía, Angel Gómez, avanzó además que las cementeras podrían llegar a cobrar por la eliminación de residuos, por lo que esto complementaría su negocio. Así, el sindicalista recuerda que la producción ha descendido un 14% y el consumo ha caído en torno a un 16% este año.

El secretario general de Metal, Construcción y Afines de UGT Andalucía, Manuel Jiménez, aclaró de otro lado que las cementeras europeas ya han alcanzado una media del 50% en la valorización energética, mientras que las ocho plantas andaluzas han llegado solo al 12%. Jiménez también concretó que recientemente se ha firmado en Córdoba el tercer Acuerdo para la valorización energética en la industria del cemento y los sindicatos cuentan con delegados de medio ambiente que supervisan la actividad de las empresas.

VECINOS De otro lado, el presidente de la asociación de vecinos Amanecer de Fátima, Francisco Bellido, asistió ayer a la Jornada de la Industria Cementera Andaluza y afirmó que la convivencia con Cimpor “es bastante cordial”. Bellido añadió que este colectivo buscará más información sobre la valorización, a pesar de que “ellos dicen que tienen estudios de que genera menos contaminación”. Por su parte, la vicepresidenta de Unión de Levante, Fuensanta Hidalgo, matizó que “no tenemos nada en contra, pero si se alejase la fábrica sería mejor”.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: