Inicio > Uncategorized > 21-Abril: Jornada Anti-represiva

21-Abril: Jornada Anti-represiva

En las acciones de protesta ante la modificación del formato de la Velá de la Fuensanta sin contar con la opinión de las personas del barrio, en septiembre de 2011, los mismos agentes que agredieron e hirieron a varias de las personas que allí se manifestaban denunciaron a algunas de esas personas por agresión, simulando bajas irreales, y basándose para la identificación de una de las personas en una fotografía de un periódico. Una persona cuyo mayor delito fue estar expresando lo que pensaba en primera fila, y a la que, además de recibir agresiones físicas, le piden 8 meses de cárcel y una multa de más de mil euros.

 

Algo está cambiando, estamos continuamente rodeados de comentarios que se encargan de recordarnos lo mal que está la situación, la cantidad de personas que se están quedando sin empleo o sin vivienda. Comentarios que rara vez profundizan en las causas que explican el contexto social, político y económico actual, y que no proponen salidas diferentes a las que nos han traído a este escenario. Las imposición de políticas de recortes junto con el bloqueo, o intento de bloqueo de ideales, pretenden provocar que sólo se generen salidas individuales, que nos resignemos a aguantar todo lo venga hasta que esto pase y esperando que a mi no me pille.

El sistema capitalista neoliberal en el que estamos, cuyo principal objetivo es el crecimiento continuo sin límites a base de producción, consumismo y especulación, siempre ha creado beneficios para unas pocas personas a costa de generar injusticias para muchas otras, y destruir el medio que habita.

Estamos tirando de un carro camino de un precipicio, antes no sabíamos que existía ese abismo y tirábamos gustosos y gustosas caminando ese camino, pensando que llegaríamos a un sitio mejor. Los que estaban en el carro vivían a gusto, queriendo ir cada vez más rápido y aunque sabían que había un barranco, prefirieron permanecer aprovechándose de su situación. Ahora, ya sabemos que existe el precipicio, que el camino era un fraude, y en estos momentos en que empezamos a hacernos preguntas y a querer parar o cambiar de rumbo, es cuando los del carro empiezan a apretarnos con el látigo, para que sigamos tirando por donde quieren, porque ellos, que siempre han vivido tan bien, no se van a bajar.

Los recortes, perdidas de derechos y demás medidas que se avecinan están ideados para salvar un sistema injusto y autodestructivo, pero no pensadas para salvar a las personas que vivimos en él. Todas esas medidas se están tomando sin el pueblo (si alguna vez fueron tomadas con él), y por tanto están generando una respuesta en las personas que las sufriremos. Es en ese momento cuando se hace más necesaria la máquina represiva del estado, para permitir que se gobierne sin el pueblo. Y se pone a funcionar la máquina de hacer leyes, para blindar legalmente esa represión.

Como siempre, las mejores soluciones pasan por lo colectivo, por crear redes de apoyo, por sensibilizar ante las realidades que estamos sufriendo y por formarnos para conocer nuestros derechos y saber actuar ante las situaciones de represión que se nos presentan. Con esa necesidad surge el Grupo de Apoyo Antirrepresivo. Con la de aprender nuestros derechos, informarnos de como nos afectan y se aplican las leyes, y dar a conocer y apoyar colectivamente todos esos casos de represión y denuncias falsas.

Casos de abuso de poder, mal uso de las leyes, denuncias inventadas lanzadas a cabezas de turco y represión directa con intención intimidatoria que ya se están dando en Córdoba y seguirán surgiendo, más aún ahora con el endurecimiento del Código Penal con el que, por ejemplo, se considerará la resistencia pasiva como atentado a la autoridad. Pero no pararemos de defender lo que creemos. Aunque usen la violencia para gobernar sin el pueblo, aunque modifiquen las leyes para justificar la violencia y las apliquen a su antojo para intimidarnos. No pararemos de gritar mil veces que esta forma de vida es injusta con las personas y el planeta, que el sistema capitalista nos dirige a la catástrofe y que la democracia no es ganar unas elecciones cada cuatro años. Porque las personas, y no la economía, tiene que ser el centro de las cosas.

¡Represaliado de la Velá, absolución

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: